Por favor, educa

 

Uno se forma para para conducir, prevenir accidentes laborales, tratar los datos de los demás, y hasta para manipular alimentos. ¿Y qué hay de los niños?

 

Como trabajador de un gabinete de psicología y varios colegios de mi ciudad, no siento más que indignación con la falta de preocupación por una buena educación, especialmente de los que podrían cambiar las cosas, los políticos. No me refiero a currículum académico, eso es otro tema, si no a educar niños sanos y felices.

 

No voy a entrar a valorar las razones personales de las familias, eso es otro tema, lo que sí creo que es importante reflexionar es... ¿No son los políticos, a través de sus leyes, los responsables de mejorar la educación? ¿Por qué no lo hacen? ¿Acaso no es importante?

 

En mi cabeza hay una idea que cada día tiene más peso:

 

 

Un niño con buena y sana educación tiene pensamiento crítico, lo que le complicaría mucho las cosas los políticos irresponsables (que no son pocos).


Dejar a la improvisación algo tan importante como criar un ser humano me parece una auténtica barbaridad, pero claro, supongo que a un mecánico le parece una aberración no cambiar el aceite del coche.

 

El colmo ya es que te pueden obligar a tener hijos aunque no quieras (matices aparte) eso sí, que lo hagas bien o mal no es importante.

 

Si la sociedad no se da cuenta del circo del que formamos parte, principalmente es por falta de educación. Distractores como preocuparse por los colores como el rojo, azul, blanco o azulgrana, son muy efectivos para no pensar en lo realmente importante y que es el verdadero motor de cambio de una sociedad: la educación.

 

Como dicen en mi tierra: te están meando encima y dices que llueve.

 

No soy licenciado en ciencias políticas pero veamos tres ejemplos:

  • No hay listas abiertas: votas partidos, no personas.
  • No generan mecanismos de control y transparencia, básicamente porque no conviene.
  • Existen los indultos (a dedo).

 

Conclusión: de democracia tiene poco.

 

Teniendo en cuenta la situación actual sólo me queda pedir, por favor, EDUQUEN.

 

Háganles pensar, dudar, discurrir, buscarse la vida, crear, descubrir y sobre todo, aprender. Aprender leyendo, aprender jugando, viendo películas con valores, cuentos con moraleja, pero por favor, eviten que sean manipulados como han sido nuestros padres, abuelos y nosotros si nos descuidamos.

 

Para muchos, esta forma de pensar es una opción, para otros, una obligación moral. Solo la falta de responsabilidad, ética y empatía puede llevar a alguien a no querer educar. Paremos esta cadena de despropósitos. No hablo de hacerlo bien, hablo de “querer hacerlo bien”.

 

En la sociedad de la información el que quiere, puede. Blogs, webs, foros, familiares, amigos… Ya no es como antes, ahora si quieres, puedes.

 

Sólo la buena y sana educación puede reconducir un país con un entorno y clima inmejorable. Me da pena la cantidad de personas que emigran de un sitio tan bonito por culpa de la ignorancia, falta de valores y escasez de espíritu crítico.

 

Padres, madres, profesores, monitores, abuelos, tíos, primos, vecinos… Todos tenemos la responsabilidad de criar personas. Personas mejores que nosotros, más inteligentes, más felices, críticas y justas. Todo eso, queramos o no, depende de nosotros.

 

 

La sociedad del mañana depende de ti, de como eduques, no lo olvides. Reflexiona.

 

Daniel Novoa

 

Escribir comentario

Comentarios: 0
Educación

 

Correo

info@escuelaparaeducadores.com

Inteligencia Emocional

 

Teléfono

665151567

Educación

 

Nosotros

Nuestro equipo